Mikel Gallo representa a los chefs donostiarras en Burdeos

La feria gastronómica S.O GOOD Burdeos, celebrada a finales de noviembre en la capital aquitana, acogió a San Sebastián como ciudad invitada en la segunda edición de esta importante cita culinaria. Como parte de la representación donostiarra, el chef del restaurante ni neu, Mikel Gallo, fue el exponente gastronómico al inicio del festival; por un lado, fue el encargado de elaborar el cóctel de bienvenida para los cientos de invitados a la cena inaugural. Por otro, participó en los coloquios junto a otros profesionales de la cocina internacional.

En la sesión de mesa redonda titulada Gastronomía vasca, entre tradiciones e innovación, Gallo destacó que «la gastronomía es cultura y el intercambio de cultura siempre es muy enriquecedor». También habló de su trabajo en ni neu: “Es un restaurante donde la intención es acercar la cocina de vanguardia a la ciudadanía. Democratizar la alta gastronomía y acercarla a todo tipo de personas”.

Al ser la ciudad invitada de honor, Donostia tenía un espacio especialmente dedicado a la capital guipuzcoana en el pabellón principal, con una amplia representación de los productos gastronómicos de la región. La  feria gastronómica acogió como invitados al alcalde Eneko Goia; la concejala de cultura, Miren Azkarate; el director de la Oficina del Plan Estratégico, Kepa Korta, y la diputada foral de Turismo, Maite Cruzado, así como Manu Narváez, de San Sebastián Turismo, y el director de San Sebastián 2016, Pablo Berastegui.

El alcalde de Burdeos, Alain Juppé, alabó el valor diferencial de la capital guipuzcoana y su singularidad gastronómica porque, recordó «tiene quince estrellas Michelin y es conocida en toda Europa».